Veredas verdes son aquellos paseos grandes, con al menos dos metros de ancho, donde una franja de tierra es totalmente o parcialmente cubierta por vegetación. Quien camina a través de estos recorridos arbolados puede no saberlo, pero además de hermosos, actúan silenciosamente para evitar inundaciones, reducir las islas de calor y proteger a  los peatones. “Las franjas verdes permiten la infiltración del agua de lluvia, gracias a la permeabilidad del suelo y colaboran para reducir la temperatura ambiente”, dice el arquitecto Anderson Santos. “También crean una barrera entre los coches y las personas, reduciendo el riesgo de accidentes”. Pero todo esto sólo ocurre si el proyecto se ejecuta bien.

Hay una serie de leyes que determinan cómo se debe construir una acera ecológica, respetando el tamaño, el tipo de suelo y las posibilidades de modificación del espacio. Toda el área verde debe quedar al nivel del suelo, sin muros ni divisorias, para permitir el drenaje de la lluvia. En São Paulo, la legislación prevé que las aceras ajardinadas mantengan un espacio mínimo de 1,2 metros para la libre circulación.

Los nuevos inmuebles deben contemplar, en el diseño, la existencia de este tipo de acera. “Los propietarios de casas ya construidas que quieran reajustar la acera no necesitan pedir permiso a la prefectura, siempre que el plan cumpla con la legislación local”, afirma Anderson Santos.

GUARDIANES DE LAS CASAS
Una hilera de árboles de Júpiter, pequeños arbustos que florecen durante todo el verano, cuida la acera de la casa del profesor Zeno Freitag, en el interior de Rio Grande do Sul. “Elegimos esta especie porque no tiene peligro de levantar la acera o interferir en el cableado de la red pública”, dice. “Es importante pensar en eso antes de definir lo que plantar no para tener problemas en el futuro”.

El profesor sabe de lo que está hablando. La definición de árboles y arbustos en los espacios públicos debe obedecer a ciertos criterios, como por ejemplo no tener espinas, para no lastimar a los peatones, ni copa muy baja, que obstaculiza el tráfico. “La composición de la vegetación de un paisajismo debe planificarse teniendo en cuenta el mobiliario urbano, el clima, la orientación solar, la arquitectura”, ejemplifica la arquitecta y paisajista Letícia Grieco. “En general, se hace con una mezcla de árboles nativos, arbustos, gramíneas y flores”. El mantenimiento de estos espacios es simple con riego y podas esporádicas.

Un señor sonríe a la cámara, apoyado en el tronco fino de un árbol con su mano izquierda, el brazo extendido. Detrás de ese árbol, hay una hilera de otros iguales. El señor tiene piel blanca y pelo blanco. Lleva un sombrero de color arena, camisa blanca con rayas azul claro y un pantalón gris marengo, con cinturón negro. Usa gafas, de lentes ovaladas. El señor está de pie, sobre la acera, y al lado izquierdo hay un muro blanco con grandes ventanas protegidas por rejas marrones, a través de las cuales es posible ver una vegetación alta.

Acera cubierta por árbol de júpiter a ambos lados adorna y protege la casa del profesor Zeno Freitag, en el interior de Rio Grande do Sul (Mickael Freitas/Believe.Earth)

Cuando tuvo la idea de hacer la vereda verde, el profesor Zeno quería hacer el ambiente más agradable para cualquier persona que pasara por allí. Pero también había una motivación económica. “Pensando en reducir los gastos, usamos concreto solamente en el medio de la acera y dejamos 50 cm de cada lado con pasto verde, mejorando la entrada de agua de los árboles que plantamos allí”, dice.

HORMIGÓN POROSO

Más allá de la vegetación, se han utilizado otras soluciones para el drenaje de precipitaciones en las principales ciudades. Como las aceras drenantes, construidas con hormigón permeable resistente, poroso y antideslizante que permite una mayor absorción de agua. “La proporción de arena, grava, cemento y agua que se utilizan en la preparación es lo que hace que el material tenga más poros”, dice Alan Ferrão, gerente de planificación la constructora Rio Ave, en Recife (ciudad ubicada en el noreste brasileño), que usó el recurso en uno de sus proyectos. “Es una opción para construir una acera sin impermeabilizar el suelo”.